Fundación ProAves – por las aves y su hábitat en Colombia

  • Spanish
  • English
  • Spanish
  • English

Informe final proyecto EBA Colombia, Serranía de los Yariguíes

13 December, 2005

  • Spanish
  • English

Durante el desarrollo del Proyecto EBA, se realizó el primer estudio biológico detallado de la
Serranía de los Yariguíes, un brazo aislado de la cordillera oriental de los Andes Colombianos.


Thomas M. Donegan & Blanca Huertas (Eds.)

Durante el desarrollo del Proyecto EBA, se realizó el primer estudio biológico detallado de la
Serranía de los Yariguíes, un brazo aislado de la cordillera oriental de los Andes Colombianos.

Nuestros objetivos principales fueron el análisis de la Serranía a través de la identificación y
planteamiento de zonas a ser protegidas con el objetivo primordial de su conservación. Esta región
había estado involucrada en un plan de conservación como posible parque natural nacional, pero
éste carecía de una apropiada justificación biológica.

Entre los métodos utilizados, se incluyeron inventarios rápidos y estudios ecológicos en aves,
mariposas, escarabajos y mamíferos en sitios con diferente elevación. Cinco bosques primarios
fueron seleccionados dentro de los límites de la Serranía de la Yariguíes, uno de los más grandes
fragmentos de bosque montano y premontano en el norte de Colombia. Los sitios de estudio fueron
localizados a 1000, 1300, 2000, 2450 y 2900m en la vertiente húmeda occidental de la Serranía.

Para el estudio del sitio con mayor elevación fue necesario arribar y partir transportados por un
helicóptero. Se utilizaron también mapas satelitales y análisis SIG para identificar los sitios de
estudio y evaluar sus prioridades de conservación.

Adicionalmente, se realizó un sobrevuelo en una
avioneta alrededor de la Serranía.

Las técnicas de evaluaciones rápidas de biodiversidad (RAPs) tienen el objetivo de obtener un
relativamente completo inventario de especies de un lugar en un periodo de tiempo relativamente
corto y de una forma estandarizada:

• Aves: De 12 a 15 redes de niebla fueron instaladas en cada sitio de estudio para muestrear el
sotobosque. Las aves capturadas, fueron fotografiadas y se tomaron medidas biométricas en
cada una. Adicionalmente, se realizaron observaciones no sistemáticas y se usaron técnicas de
grabación de sonidos y “playback” para complementar el trabajo realizado con las redes. Para
colectar mayor información, se realizaron entrevistas con los habitantes locales acerca de la
avifauna.

• Mariposas: La técnica de “Patrulleo” fue empleada para cubrir el mayor rango de elevaciones y
hábitats como fuese posible sin establecer puntos fijos de colecta. Se utilizaron redes estándar
para capturar mariposas en ambientes tropicales. Entre 15 y 20 trampas tipo VSR fueron
instaladas en cada sitio, cebadas con banana fermentada, sardinas y pescado y comida de mar
putrefacta. Otras técnicas de colecta fueron utilizados.

• Escarabajos coprófagos: 15 trampas de caída (pitfall) fueron instaladas en cada sitio de
estudio, cada una de ellas cebada directamente con excremento humano. Las trampas fueron
revisadas y separadas al amanecer y al atardecer para el establecimiento de gremios de hábitos
diurnos y nocturnos.

• Mamíferos: Fueron realizadas varias entrevistas informales con campesinos y cazadores para
obtener información sobre la fauna de mamíferos de la región. Esta última, fue complementada
con observaciones directas en el campo y búsqueda de huellas y marcas de camino de los
mamíferos.

• Montañismo: Los miembros del equipo fueron capacitados en técnicas básicas de ascenso y
descenso desde helicópteros y en montañas de difícil topografía. Cerca al pico mas alto de
elevación estudiado, se exploraron otros hábitats entre los cuales se encontraban varios otros
picos vírgenes.

El trabajo de SIG y los sobrevuelos revelaron que la Serranía de los Yariguíes se constituye en uno
de los más grandes remanentes de bosque húmedo montano y premontano del norte de Colombia.

Estos bosques comprenden un rango amplio de hábitats continuos desde tierras bajas, pasando por
los bosques premontanos a montanos hasta el páramo. Estos bosques se extienden a lo largo de la
vertiente occidental y en el filo de la Serranía. Sin embargo, los bosques de la vertiente seca oriental
han sido intensamente deforestados.

317 especies de aves fueron registradas durante los estudios realizados. Dado que la Serranía de
los Yariguíes estaba muy poco conocida en su avifauna antes de las expediciones de este proyecto,
una gran cantidad de nueva información sobre la ecología y distribución de la avifauna de la región
fue recopilada. Se encontraron extensiones significativas de rango de ocupación de 100Km o más en
casi todas las especies de aves de bosque premontano y montano registradas.

Además, fueron
encontradas cuatro especies de tierras bajas sin registrarse antes en el Valle del Magdalena y tres
7
especies de bosque montano sin ser registradas en los andes orientales de Colombia. De igual
manera, se descubrió la población sobreviviente mas grande mundial de la perdiz santandereana
Odontophorus strophium, una especie críticamente amenazada y considerada en el borde de su
extinción antes de este estudio.

En total fueron registradas en la Serranía, 3 especies catalogadas
como Críticamente Amenazadas, 1 Amenazada, 5 Vulnerables y 4 Casi- Amenazadas de extinción
por la IUCN. Otras dos especies de aves en categoría crítica han sido recientemente reportadas en
los Yariguíes en subsecuentes estudios realizados por miembros del proyecto EBA.

Cabe anotar,
muy pocos sitios en el planeta albergan en el mismo lugar 5 especies de aves críticamente
amenazadas de extinción. La montañas de los Yariguíes están influenciados por dos Áreas de
Endemismo de Aves (EBAs), ambas categorizadas como críticas para su prioridad de conservación
como son el área conocida como Nechí en las tierras bajas y el área de los Andes Orientales
Colombianas en las tierras altas.

Se descubrieron varios nuevos taxa para la ciencia, incluidos en los
géneros Atlapetes, Grallaricula, Scytalopus, Basileuterus y Phaethornis. La región se identifica como
una prioridad global para la conservación de aves en múltiples niveles.

En mariposas, 248 especies fueron registradas en la Serranía de los Yariguíes. Entre estas, se
incluyen por lo menos tres especies sin describir para la ciencia (en los géneros Tamania/Idioneurula,
Euptychia y Tegosa) y por lo menos seis subespecies tampoco descritas. La riqueza de especies
registrada fue mayor en los bosques de tierras bajas, con un descenso en número de especies con el
incremento de la altitud. Sin embargo, las especies encontradas en las elevaciones más altas, fueron
diferentes a las encontradas en las tierras bajas. La tasa de cambio de especies observada a través
del gradiente elevacional de los Yariguíes, es típico de un “hotspot” e indica que la Serranía es una
prioridad para la conservación de mariposas.

En los escarabajos coprófagos, se encontró una gran diversidad de especies en algunas áreas
colectadas principalmente en aquellas de tierras bajas. Contrario a ello, no se encontraron
escarabajos en las partes más altas (páramo). Se han encontrado algunas especies indicadores de
hábitats bien conservados.

En el grupo de los mamíferos, 38 especies fueron registradas en campo o reportadas por habitantes
locales en la Serranía de los Yariguíes. Cuatro de dichas especies se encuentran en la categoría de
amenaza de extinción (Vulnerable), incluyendo al Oso Hormiguero Myrmecophaga tridactyla, Mico de
Noche Andino Aotus aff. lemurinus, el Oso de Anteojos Tremarctos ornatus y al Tigrillo Leopardis
pardalis. A través de las entrevistas, se registró la posible disminución de poblaciones de varias
especies de mamíferos en la zona, especialmente del Oso de Anteojos y del Jaguar Panthera onca.

Varias especies de mamíferos están perseguidas en la región principalmente debido a la cacería y el
control de especies considerados como pestes.

El trabajo de montañismo resultó en el primer ascenso realizado a dos de los picos más altos de la
Serranía y a un pico menor, para los cuales se asignaron nombres provisionales en razón a la
carencia de éstos en la cartografía local. Nuevas técnicas para el ascenso de picos cubiertos de
bosques primarios e inexplorados en montañas alto-andinas fueron probados y mejorados.


Los resultados de las expediciones del proyecto EBA establecen firmemente la importancia biológica
de las montañas de la Serranía de los Yariguíes. Los resultados obtenidos a lo largo de este
proyecto, han sido presentados a varias organizaciones no gubernamentales, corporaciones
regionales y Ministerio del Medio Ambiente además a la comunidad de municipios aledaños a la
Serranía mediante reuniones, comunicaciones y la entrega de la versión anterior de este informe.

Como un resultado de este proyecto, se cuenta la contribución a la declaración del nuevo “Parque
Nacional Natural Serranía de los Yariguíes”, declarado en Mayo de 2005, y la evaluación de áreas
con potencial de ecoturismo entre las cuáles la Fundación ProAves ya ha hecho algunas
adquisiciones. Adicionalmente, la región de los Yariguíes en razón a los descubrimientos de este
proyecto, fue recientemente designada como Área Importante para la Conservación de las Aves
(AICA).