Fundación ProAves – por las aves y su hábitat en Colombia

  • Español
  • Inglés
  • Español
  • Inglés

Los ecosistemas, nuestra fuente de vida

4 agosto, 2020

  • Español
  • Inglés

Por Rowens Cristancho

¿Te has detenido a pensar qué procesos tuvieron que suceder para que puedas tener aire para respirar, tomar un vaso de agua y/o comerte una fruta? Todo esto, y mucho más, lo obtenemos gracias a la labor que realizan los ecosistemas, estos dan soporte a nuestra vida aquí en la tierra. 

Pajareando en las Reservas ProAves

Pero entonces ¿qué es exactamente un ecosistema?, es un complejo dinámico que incluye seres vivos como animales, plantas, microorganismos y los elementos no vivos del ambiente como el aire, el agua y el suelo. Todos estos organismos funcionan juntos como una unidad interactiva. Los seres humanos, al igual que el resto de seres vivos somos parte de los ecosistemas, afectándolos y a sus procesos positiva o negativamente, pero también dependemos de ellos en sobremanera para nuestra propia supervivencia.

Hay varios tipos de ecosistema, pueden ir desde los muy prístinos como los bosques primarios hasta los modificados como las plantaciones agrícolas. Los ecosistemas pueden variar el tamaño desde pequeños hasta muy vastos, pero, es importante recordar que, un ecosistema funciona como una unidad. Algunos ejemplos son los humedales, las praderas, los bosques templados, los bosques tropicales y los sistemas agrícolas.

Los ecosistemas son cruciales para la humanidad porque nos proveen con los bienes y servicios que necesitábamos para mantener nuestra vida en la tierra. Por ejemplo: los bosques nos proveen con alimentos, madera, plantas usadas en la medicina natural y también regulan el clima. Los ecosistemas costeros como los manglares proveen de fuentes de alimento y una defensa natural contra los fenómenos climáticos extremos como las inundaciones. Los ríos y lagos nos proveen de agua fresca para beber. Todos estos atributos que hacen que la vida en la tierra sea posible son servicios ecosistémicos.

Debemos recordar que cuando decimos servicios ecosistémicos estamos hablando de un concepto enfocado en el ser humano pero los ecosistemas son importantes en sí mismos y su valor no radica en el beneficio que brindan a los humanos; nosotros debemos agradecerles por brindarnos sus servicios para sostener el bienestar humano.

Usualmente hablamos de cuatro principales grupos de servicios ecosistémicos:

Servicios de abastecimiento: se refiere a todos estos productos que cosechamos, más o menos, directamente de la naturaleza, por ejemplo: los alimentos que obtenemos de plantas, animales y microorganismos incluyendo algunos como carne,  pescado, maíz, trigo, miel y frutas. También se incluyen la medicina natural, los recursos genéticos y bioquímicos que son importantes para la industria farmacéutica.

Servicios de regulación: son los beneficios obtenidos de la regulación de los procesos ecosistémicos, por ejemplo: la regulación de la calidad del aire y la fertilidad de los suelos, el control de las inundaciones y la polinización de los cultivos.  La regulación del clima a nivel global y local es un servicio regulatorio realmente importante. 

Sierra Nevada de Santa Marta

Servicios de apoyo: proveen la estructura básica para sostener la vida en la tierra, son necesarios para la producción de todos los demás servicios ecosistémicos. La creación de nueva materia viviente, el oxígeno producido en la fotosíntesis y el reciclaje de nutrientes en el suelo, son algunos ejemplos de este tipo de servicios.

Reserva ProAves El Pangán

Servicios de abastecimiento: se refiere a todos estos productos que cosechamos, más o menos, directamente de la naturaleza, por ejemplo: los alimentos que obtenemos de plantas, animales y microorganismos incluyendo algunos como carne,  pescado, maíz, trigo, miel y frutas. También se incluyen la medicina natural, los recursos genéticos y bioquímicos que son importantes para la industria farmacéutica.

Servicios de regulación: son los beneficios obtenidos de la regulación de los procesos ecosistémicos, por ejemplo: la regulación de la calidad del aire y la fertilidad de los suelos, el control de las inundaciones y la polinización de los cultivos.  La regulación del clima a nivel global y local es un servicio regulatorio realmente importante. 

Rowens Cristancho

Biólogo egresado de la universidad Industrial de Santander, Colombia, y especializado en gestión del cambio para la conservación de la biodiversidad.

Director de conservación de la Rasmussen Family Foundation y miembro de la junta directiva de la Fundación ProAves de Colombia.